Las ventajas de los purificadores de aire

El uso de estos equipos conlleva una serie de ventajas que, posteriormente, se reflejan en la salud de las personas que viven o trabajan en el lugar donde los éstos se encuentran.

Por mencionar algunas de ellas:

  • Limpian el aire de todas las partículas e impurezas causantes de alergias
  • Pueden aspirar cualquier potencial humo existente en el aire
  • Eliminan varios contaminantes además del polvo, pelos de animales o el polen

Estas son sus principales ventajas, las cuales pueden mejorar de forma significativa la calidad del aire y, por lo tanto, la salud de las personas.

Otras ventajas:

  • Calidad al respirar: Por más que parezca obvio, muchas personas no tienen aire de calidad en casa. Y lo que es peor, el aire contaminado dentro de casa es mucho peor que en la calle. Por ello, contar con un purificador de aire en el hogar es fundamental para mantener tu salud y la de tu familia.
  • Medio ambiente más limpio: El aire contiene muchas sustancias contaminantes, como virus, bacterias y hongos. Por eso, un buen purificador de aire puede ser muy útil para este propósito.
  • Preservación de la salud: Cuanto mejor sea la calidad del aire, mejor será tu salud. Además, los grandes problemas respiratorios pueden ser evitados si la calidad del aire que respiras es buena.
  • Eliminar olores desagradables: Gran parte de los malos olores de los ambientes provienen de elementos contaminantes presentes en el lugar. Los purificadores de aire pueden eliminar los malos olores del ambiente.

¿Qué consecuencias sanitarias acarrea la contaminación atmosférica urbana?

Son muchos los efectos a corto y a largo plazo que la contaminación atmosférica puede ejercer sobre la salud de las personas. En efecto, la contaminación atmosférica urbana aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía, y crónicas, como el cáncer del pulmón y las enfermedades cardiovasculares.

La contaminación atmosférica afecta de distintas formas a diferentes grupos de personas. Los efectos más graves se producen en las personas que ya están enfermas. Además, los grupos más vulnerables, como los niños, los ancianos y las familias de pocos ingresos y con un acceso limitado a la asistencia médica son más susceptibles a los efectos nocivos de dicho fenómeno.

Fuente: OMS 2019

¿Cuáles son los contaminantes típicos del hogar?

Además de los contaminantes que encontramos en el exterior, también tenemos contaminantes en espacios interiores. Hay contaminantes típicos de los hogares, tales como, polvo, esporas y moho que se producen por actividades humanas como cocinar y limpiar, que contribuyen a liberar estas sustancias perjudiciales”, advierten los especialistas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año mueren 4,3 millones de personas a causa de los contaminantes interiores. Los causantes principales son la calefacción y cocinar, que producen altos niveles de sustancias tóxicas, como por ejemplo, finas partículas de monóxido de carbono.

Actualmente, el concepto de contaminación del aire interior es el término utilizado para describir la exposición a ciertas sustancias que se encuentran en viviendas, colegios, transporte y estaciones de metro. Se han detectado más de 900 compuestos en el aire interior y algunos contaminantes pueden estar de 2-5 veces más concentrados en el interior que en el exterior de los edificios.

Contaminantes del aire interior más comunes

  • Humo del tabaco; puede causar enfermedades respiratorias graves tanto a los propios fumadores como a los considerados fumadores pasivos.
  • Bacterias, hongos y moho que pueden llegar a proliferar en el interior de la vivienda cuando los niveles de humedad relativa están por encima de lo aconsejable para la salud.
  • Productos químicos utilizados para la limpieza del hogar; insecticidas, desinfectantes, ambientadores, etc. pueden contener sustancias químicas nocivas que se incorporan al aire afectando gravemente a la calidad del aire interior.
  • Compuestos Orgánicos Volátiles (COV); están presentes en muchos productos del hogar como las maderas aglomeradas, pinturas y barnices, disolventes, selladores, impermeabilizantes, adhesivos… y que aumentan su concentración en el aire interior en procesos de reformas y rehabilitaciones donde habitualmente se utilizan esos productos. Entre estos COV destacan, entre otros, el formaldehído, el acetaldehído o el benceno.
  • El radón; un gas radioactivo que se acumula en sótanos y bajos de casas, especialmente, en zonas graníticas.
  • El CO2;  un gas no tóxico que se utiliza habitualmente como indicador de la calidad del aire en espacios interiores. Se realiza su medición a través de sondas que, cuando detectan que se han superado los umbrales prefijados, activan los sistemas de ventilación forzada.
  • El amianto o asbesto, muy utilizado en la construcción en épocas pasadas, puede pasar al ambiente y ser inhalado en edificios deteriorados o durante la realización de tareas de demolición o rehabilitación.

Fuente: www.e-ficiencia.com

PROBLEMAS DE SALUD CAUSADOS POR LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE

La contaminación del aire puede ocasionar diferentes problemas respiratorios, riesgos para las mujeres embarazadas y otras complicaciones.

El plan de contingencia ambiental activado por la Comisión Ambiental de la Megalópolis es una muestra de la mala calidad del aire y contaminación que hay en la Ciudad de México.

A continuación, te decimos los peligros de la contaminación, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Cómo afecta la contaminación a nuestra salud?

La OMS mencionó que tanto niños como adultos expuestos a la contaminación del aire están en riesgo de tener problemas con los pulmones, infecciones respiratorias y asma agravado.  En el caso de las mujeres embarazadas, la contaminación ambiental puede causar resultados adversos en el parto. Entre ellos se encuentran bajo peso del bebé al nacer, parto prematuro y el nacimiento de niños pequeños en edad gestacional.

Por otro lado, la OMS señala que la mala calidad del aire puede afectar a las personas con diabetes, el desarrollo neurológico en los niños, mayor riesgo de enfermedad del corazón, infartos, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer de pulmón, entre otros padecimientos.

¿Cuáles son los contaminantes más comunes?

  • Material particulado (PM): son partículas muy pequeñas en el aire, menores al grosor de un cabello humano.  

Es una mezcla de sustancias químicas orgánicas, polvo, hollín y metales. Estas partículas pueden provenir de los automóviles, camiones, fábricas, quema de madera y otras actividades.

  • Dióxido de nitrógeno (NO2): causado por por el tráfico de automóviles y por cocinas de gas.
  • Dióxido de azufre (SO2): producido por la quema de combustibles fósiles.

Ozono a nivel del suelo: ocasionado por la reacción de la luz solar con los contaminantes de las emisiones de vehículos.